El DIU (dispositivo intrauterino) puede ser una gran opción para aquellas personas que estén buscando una solución anticonceptiva que no tenga tantas complicaciones. La versión hormonal de los DIU también puede brindar muchas ventajas para las personas que viven con enfermedades relacionadas con la menstruación y/o flujo pesado. Estos dispositivos en forma de T son discretos, no dan molestias, y pueden ser muy efectivos. Los DIU deben ser insertados por un profesional de la salud, y el procedimiento solo toma unos cuantos minutos. El DIU puede ser costoso en algunos países, y para algunas personas, la experiencia de colocación puede ser algo incómoda (recuerda relajar los músculos del piso pélvico). Elegir el DIU como método anticonceptivo no es una decisión fácil; sin embargo, la ventaja es que puedes tener el DIU por años. ¡Es una solución ideal!

La colocación involucra un espéculo (la misma herramienta que se usa cuando te realizas un papanicolau), el cual es introducido en la vagina. Después, se usa un insertador para colocar el DIU a través de la abertura de tu cérvix y dentro de tu útero. Colocar el DIU durante los primeros días del ciclo menstrual puede hacer la experiencia más placentera, ya que la abertura para llegar al cérvix es un poco más ancha.

 Muchas veces nos han preguntado: ¿Puedo usar la DivaCup si tengo un DIU? Las buenas noticias es que sí, ¡sí puedes! Sin embargo, si tienes un DIU, debes considerar algunas cosas antes de introducir tu solución favorita para el periodo.

Tiempo es Todo

La preocupación principal que existe al tener un DIU y usar una copa menstrual es la expulsión: en resumen, tu dispositivo estratégicamente colocado se cae. Los DIU pueden ser expulsados del cuerpo de forma natural, y esto ocurrirá dentro de los primeros 3 meses de la colocación. Por esta razón, para seguir usando la DivaCup, recomendamos esperar al menos 3 meses, o hasta que tu médico dé luz verde. Por mientras, puedes usar compresas de tela los primeros meses, ya que, después de la colocación del DIU, muchas personas experimentan un pequeño sangrado (*suspiro*).

Pero ¡no te desanimes! Algunos estudios han mostrado que el riesgo de expulsión no incrementa con el uso de las copas menstruales. Desafortunadamente, después de la colocación, el cuerpo rechaza el DIU de forma natural. En otros casos, la colocación incorrecta también puede provocar su expulsión. Asegúrate de elegir un buen profesional que inserte DIUs con regularidad, ya que esto te brindará comodidad y una buena colocación.

Es importante agendar una cita con tu médico 3-6 meses después de insertar el DIU, para asegurar que el dispositivo esté en su lugar. Un ultrasonido pélvico es la forma más fácil de determinar que ha sido colocado de forma correcta.

Hilos:

Los DIU tienen dos hilos que cuelgan de forma natural en la abertura del cérvix. Nosotros recomendamos revisarlos cada ciclo, antes de insertar tu DivaCup. Si tienes alguna duda con respecto a estos hilos, o no puedes encontrarlos, te recomendamos ir con el médico. Muchos usuarios de la DivaCup piden que su médico corte los hilos, así no podrán interferir al momento de colocar la copa.

Conoce tu cuello uterino:

¿Sabías que tu cérvix cambia de forma y posición a lo largo de tu ciclo? Ya que la DivaCup está diseñada para colocarse al pie del canal vaginal, lejos del cérvix, los hilos del DIU no deberían interferir con la colocación de la copa. Sin embargo, es posible que, aquellas personas que tengan el cérvix bajo, puedan sentir que la copa está cerca del cuello uterino. Es importante que tengas esto en cuenta al momento de insertar y quitar tu DivaCup. ¿No sabes cómo encontrar el cuello uterino? Visita nuestro blog sobre el cérvix.

Debes romper el sello… luego retírala lentamente. Independientemente si tienes un DIU o no, es importante romper el sello de la copa antes de tratar de quitar la DivaCup. Para hacerlo, agarra la base de la copa y aprietala de forma cuidadosa. Apretar la copa hará que el sello se rompa y la copa se caiga, haciendo más fácil la extracción.

Si sientes que la copa está cerca de tu cérvix, te recomendamos deslizar cuidadosamente el dedo a lo largo de la parte exterior de tu copa antes de extraerla; esto para asegurar que los hilos de tu DIU no se atraviesen. Una vez que confirmes que todo está bien, dobla la base, desprende el sello, y extrae la copa.

Sobre todo, habla con tu médico de confianza y tómate el tiempo para entender tu cuerpo.